Teletrabajo, cuando la mejor oficina está en casa

Valora este artículo
(0 votos)
Teletrabajo Teletrabajo

Que el teletrabajo ha llegado para quedarse es un hecho constatado, sin embargo, no es algo tan nuevo como parece, si bien ya había numerosos profesionales que llevaban años trabajando en sus hogares. En consecuencia, el aumento de teletrabajo está cambiando el modelo de consumo y las elecciones a la hora de invertir en vivienda.

Te traemos una serie de consejos y recomendaciones que puedes aplicar para hacer de tu casa la oficina idea, así como herramientas online que te ayudarán en la gestión diaria del teletrabajo.

¿Cómo es la habitación ideal para el teletrabajo?

Una habitación luminosa, donde poder colocar cómodamente nuestro escritorio (sin olvidar que necesitaremos también espacio para los dispositivos de conexión como el router, el teléfono, la impresora o el escáner). Con suficiente amplitud para nuestro ordenador, y papeles. En este caso, aunque utilicemos habitualmente los calendarios en línea es recomendable tener un pequeño corcho, pizarra o planificador semanal.

Debido a que ahora vamos a pasar más tiempo en casa, es recomendable revisar las tarifas que tenemos contratadas tanto de luz o internet, pues si teníamos una tarifa en horario reducido de luz, es posible que el próximo recibo nos dé una sorpresa desagradable. Sería una buena idea comparar las tarifas y hablar con las comercializadoras, pues es frecuente que ofrezcan descuentos en el caso de que mostremos nuestro interés en cambiarnos de compañía (y lo mismo sucede en el caso de telefonía e internet).

Se está observando una mayor demanda de viviendas en las afueras de las ciudades, o en poblaciones y pedanías cercanas, pues poder contar con espacios abiertos, zonas de ocio, terrazas o jardines se han convertido en elementos básicos de las viviendas. Dejando de lado la cercanía a las zonas de ocio o de tiendas que habitualmente se llenaban en las ciudades.

Teletrabajo y tiempo libre

El auge del teletrabajo ha provocado que, inicialmente muchos trabajadores se vieran absorbidos por las jornadas laborables, haciendo casi imposible compaginar la vida laboral con la personal. Por lo que es muy importante que cada uno tenga su espacio propio y unos horarios claramente delimitados. Los chalets en estos casos han ido ganando terreno a la hora de invertir y la demanda de venta o alquiler de los mismos ha aumentado de manera exponencial en este verano. (Hay que tener en cuenta que generalmente se obtendrán más metros o habitaciones por igual o menor precio).

Actividades como el yoga, la meditación, o algo tan tradicional y simple como leer, escuchar música o escribir. En definitiva, un rato para nosotros mismos.

No solo hay que mantener el orden del escritorio, también el de nuestra cabeza. Lo que puede parecer una auténtica odisea con niños corriendo por la casa, pero no es imposible con una buena organización y sabiendo que nuestro bienestar no es negociable. Debemos cuidarnos para poder cuidar de los demás.

Hacer descansos para estirar, mantener una postura correcta e hidratarnos como lo haríamos en la oficina. No debemos caer en el error de pensar que el teletrabajo es no despegarse de la silla bajo ninguna circunstancia.

Herramientas online para el teletrabajo

Hoy en día tenemos infinitas aplicaciones en nuestros teléfonos y ordenadores. Esta hiperconexión puede favorecer la ansiedad y el estrés por tener que estar siempre disponibles en nuestro trabajo. Nada más lejos de la realidad, puesto que se ha demostrado que esa cantidad extra de horas no solo no ha aumentado la producción, sino que ha disminuido la efectividad de muchos trabajadores. Es de suma importancia establecer con nuestros jefes y clientes cuál será nuestro horario laboral y cuando éste finalice poner nuestros dispositivos en modo “no molestar”, silenciando esas llamadas y conversaciones.

Pero mientras estamos trabajando, podemos utilizar ciertas aplicaciones o programas que pueden sernos muy útiles, en el caso de que nuestra empresa no nos provea de sus aplicaciones propias.

Como ya hemos hablado, la gestión y el orden de las tareas es muy importante. Saber priorizar y tenerlo todo ordenado de manera visual hará del teletrabajo una jornada más útil y eficiente. Herramientas de gestión de flujos de trabajo como Trello nos pueden ayudar de manera sencilla a gestionarnos solos o en equipo.

Las videollamadas se han convertido en un básico a la hora no solo de teletrabajar, también hemos visto cañeo por videollamada y celebraciones de todo tipo desde la pequeña pantalla. Zoom, Meet y Skype han sido las tres grandes ganadoras en este nicho.

En el caso de que seas usuario de Google, estás de enhorabuena pues los de Mountain View han decidido implementar muchas de éstas a Google Suite, unificándolas para hacerlas más accesibles. Claramente han visto la tendencia al teletrabajo y están reorganizando sus servicios para enfocarlos todos en la misma dirección.

En resumen, en el caso de que hayamos optado por el teletrabajo, es ahora un buen momento para plantearnos si nuestro hogar se ajusta a nuestras necesidades. Y podemos aprovechar para hacer unos pequeños cambios de tal manera que nuestra nueva oficina sea un lugar ideal.