Posesión

Posesión

Comprar una casa para reformar puede ser una opción muy interesante. Su precio a menudo está por debajo del precio de mercado, y con esa reforma podemos dejarla por completo a nuestro gusto. Además de resolver problemas iniciales de construcción o de actualización de nuevos servicios (como pudiera ser el cableado de la fibra óptica o viejas tuberías de caña, instalación eléctrica, etc.).

La vida más allá de un inquilino no deseado.

Tanto como si han Okupado tu segunda residencia (o incluso tu vivienda habitual), como si se trata de una casa que quieres adquirir. Puede ser que te encuentres con la desagradable sorpresa de que han accedido a ella de manera ilegal y viven dentro. No te preocupes, la Ley está de tu parte.